Certifican sostenibilidad de la producción

0
105

Después de un extenso periodo de evaluación, la Cooperativa Naranjito Ltda. logró una calificación internacional en el proceso de obtención de granos orientados a biocombustibles.

Se trata de la certificación 2BSVS, que básicamente califica la producción sostenible de biomasa utilizada para biocombustibles. Este logro se enmarca en el objetivo de la entidad de promoción constante del uso consciente de los recursos naturales y mantener la sostenibilidad.

Esta es una certificación internacional, con validez en varios países. Actualmente, 16 asociados de la Cooperativa Naranjito Ltda. tienen la calificación 2BSVS en la producción sostenible de soja. Para este año, la entidad espera acopiar alrededor de 1.000 toneladas de la oleaginosa dentro de este proceso.

Para los próximos años, el objetivo de la cooperativa es aumentar el número de asociados con la certificación 2BSVS en la producción de soja.

El régimen de sostenibilidad establecido por la certificación implica la deforestación 0 en los últimos años, el uso consciente de agroquímicos, las franjas de protección de cauces hídricos en las parcelas de los productores, el cuidado del medio ambiente, entre otros requisitos.

Además de reflejar la producción sostenible de los agricultores, esta certificación representa la puerta de entrada a mercados exigentes, como la Unión Europea.

Es importante aclarar que la certificación 2BSVS es otorgada a los socios de la entidad. Es decir, son los productores los que deben cumplir con los protocolos establecidos. La cooperativa, por su parte, canaliza estas acciones y se encarga de comercializar los granos obtenidos bajo este régimen. Además, mantener sus depósitos acordes a las normas requeridas por la certificadora.

La certificación refleja el sistema de trabajo desarrollado por la cooperativa, donde la producción sostenible y el cuidado del medio ambiente son aspectos esenciales.

Certificación

La certificación 2BSvs (Biomass Biofuels Sustainability voluntary scheme) se orienta a la producción sostenible de biomasa. Representa un documento de relevancia para productores de biocombustibles y sus proveedores, como comerciantes y cooperativas.

Está reconocida por la Comisión Europea, y permite comercializar biomasa o biocombustible sostenible de cereales, semillas oleaginosas, entre otros cultivos o desechos y residuos.