EMPRENDEDOR: CÓMO MANTENER SALUDABLES LAS FINANZAS DE TU NEGOCIO

0
149
Gracias a las finanzas, es posible manejar correctamente el dinero a nivel de individuos y también como familia o como empresa. ¡Toma nota de estas recomendaciones para tener unas finanzas ordenadas! Las finanzas son parte de nuestra vida diaria, las usamos en casa, en la oficina y, en el caso de las personas emprendedoras, en los negocios. Por eso es muy importante saber usarlas y aprovecharlas.

1. Mantén un orden.

Mientras más ordenados seamos con nuestros ingresos y gastos tendremos cuentas más sanas y, con ello, un negocio saludable. Ten en cuenta que un negocio saludable en el tema de finanzas tiene más posibilidades de alcanzar el éxito.

2. Maneja bien tus recursos.

No debes desperdiciar los recursos que tienes y que obtuviste con tanto esfuerzo. No adquieras nada que no sepas cómo vas a vender o utilizar, recuerda que los ingresos por venta son la única forma de que un negocio esté sano.

3. Prioriza clientes y ventas.

Recuerda que a nivel económico, el éxito de un negocio se basa en conseguir clientes y lograr ventas, sin afectar el capital de la empresa.

4. No descuides tu presupuesto.

Tener un buen presupuesto es vital para que las finanzas de tu negocio estén en orden y lleves un adecuado control del dinero.

Para empezar puedes registrar cada una de tus fuentes de ingreso y luego compararlas con tus gastos mensuales; así sabrás cuál es tu situación económicamente hablando.

• Escenario 1. Si tus ingresos son mayores que los gastos todo va bien con tu negocio.

• Escenario 2. Si tus gastos exceden tus ingresos puedes estar en problemas. Lo bueno es que si detectas esto a tiempo puedes corregir la situación.

Errores financieros Para que tu negocio tenga unas finanzas sanas también evita los siguientes errores:

• Sobreendeudarse por gastar más dinero del que se tiene en realidad.

• Tomar un crédito para el negocio sin saber si se podrá pagar.

• Obtener un financiamiento de corto plazo para comprar un activo fijo caro.

No elaborar un flujo de caja antes de tomar un préstamo o financiamiento.

5. ¿Cuánta deuda es demasiada deuda?

Hay un límite a la cantidad de deuda que puede asumir una empresa. Vale la pena señalar que los ingresos del negocio no siempre serán consistentes. Las fuerzas del mercado que están fuera de tu control pueden aumentar o reducir la demanda de tu producto o servicio. Por lo tanto, es una buena idea tomar solo una deuda que se pueda pagar incluso si dejas de ganar dinero por un mes o dos. Un buen emprendedor sabe que debe mantener un equilibrio justo entre el dinero recaudado a través de la deuda y el efectivo infundido a través de la venta de partes de su empresa a inversionistas externos.

6. Insistir en las facturas recurrentes.

Las aplicaciones modernas de software te permiten configurar la facturación automática en tus compras. Hay dos grandes ventajas con el uso de facturas recurrentes para tus clientes. En primer lugar, reduce las cuentas por cobrar de tu negocio. Aunque es habitual marcar las cuentas por cobrar como un activo en tus libros contables, puede ser un pasivo para las pequeñas empresas que no cuentan con los recursos o los medios para recibir el pago a tiempo de sus servicios prestados.