Grato efecto multiplicador en la economía y finanzas

0
81
Socios adquieren maquinarias de alta tecnología gracias a los créditos que ofrece la entidad solidaria.

La Cooperativa San Lorenzo acompaña los proyectos comerciales y profesionales de su gente. Sus créditos son una gran herramienta para concretar proyecciones y sueños.

El crecimiento de los trabajadores independientes y el emprendedurismo en general es uno de los fuertes ejes de trabajo de la entidad solidaria. En ese sentido desarrolla un clima positivo a través de sus productos financieros, capacitaciones y asesoramiento técnico.

El presidente de la institución, Bernardo Galeano, informó acerca de los préstamos destinados a este segmento, los microcréditos y la formación que brindan en conjunto con el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP), para profesionalizar y lanzar a las personas a distintos rubros.

“Tenemos un alto índice de socios que trabajan por cuenta propia y otra gente que luego de haber culminado los cursos que ofrecimos, decidió emprender. Ahí está la Cooperativa San Lorenzo con sus propuestas para ellos. Los créditos significan un respaldo financiero importante para nuestra gente. Si ellos crecen en sus negocios, nosotros crecemos como cooperativas”, dijo.

La institución tiene experiencias de socios que iniciaron sus proyectos hace más de 20 años y fueron financiados con préstamos otorgados por la entidad. Compras de inmuebles, automóviles, herramientas de trabajo o maquinarias pesados son comprados muchas veces gracias a este respaldo que brinda la entidad.

Galeano resaltó la importancia de estar al día con las obligaciones y ser cumplidores para crear un antecedente crediticio positivo.

“Siempre vamos a acompañar a nuestra gente. El emprendedurismo es el camino. Además generan fuentes de ingresos en la comunidad”, finalizó.

El camino es cumplir con las obligaciones

El Taller San Cayé es de don Isabelino Caballero. Un mecánico de Capiatá que hace 15 años accedió a G. 6 millones en su primer crédito con la Cooperativa San Lorenzo. Su capacidad de pago y el cumplimiento en los plazos establecidos le dieron la posibilidad de ampliar su línea de préstamos para hacer crecer su emprendimiento.

“Lo único que la gente tiene que hacer es cumplir con sus cuentas en tiempo y forma. En el cuarto crédito que la cooperativa me dio tuve la oportunidad de invertir el dinero en un nuevo rubro que es el alquiler de salones comerciales acá en la zona”, comentó.

El local, la infraestructura, las herramientas son producto del buen uso de los recursos que hizo Caballero.

Por último reflexionó que a través de esto no solo se generan puestos de trabajo, sino que también se forma a nuevos profesionales para salir a competir en el mercado.