Desafío está en conquistar nuevos mercados

0
72

El desafío de las cooperativas ante este clima financiero-económico está en la dotación de herramientas tecnológicas, fortalecimiento de sistemas de riesgos trabajados en conjunto con las procesadoras, educación a funcionarios, directivos y socios.

Asimismo, se debe potenciar la participación de las cooperativas más pequeñas del tipo B y C en este mercado. Si bien es cierto, existen avances positivos, pero con asignaturas pendientes. Un modelo de negocio desarrollado por la Cooperativa Judicial permite a los socios comprar electrodomésticos a través de un sitio web comercial.

En ese espacio el interesado realiza sus compras, solicita financiamiento y realiza sus pagos a través de sus tarjetas de crédito, débitos o por aplicación directa. Las nuevas generaciones buscan productos rápidos y efectivos, sin mayores trámites administrativos. Otra misión del sector es conquistar a este segmento con mayor fuerza. El cooperativista está convencido que el futuro del movimiento solidario está en los jóvenes.

Inclusión financiera

Estos mecanismos de pagos o sistemas de gestión son un paso interesante para luchar contra la exclusión financiera. El crecimiento en inclusión es notorio, pero se debe avanzar en este escenario, porque es un punto clave para el desarrollo del país y significa bienestar para los paraguayos. Paraguay muestra un bajo rendimiento en inclusión financiera, bienestar financiero y educación financiera, según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAP).

Alternativas de gestión

Las herramientas electrónicas o el comercio electrónico no solo está ligado a los procesos de pago. Esto también se enfoca en las gestiones administrativas que debe pasar el socio para acceder a los productos o servicios. La pandemia llegó y con ella una gran evolución en el sector solidario.

Datos actualizados de la población

En Paraguay la población económicamente activa es de 3.563.000 personas. Ellos operan con cuatro redes de cobranzas que son atendidas por 687 facturadores, 7.940 bocas de cobranza. Un total de cinco procesadoras están comprometidas en proveer servicios al sector bancario y cooperativo para que los paraguayos realicen sus pagos con 47.249 POS, en 33.027 comercios. Para todo esto tienen habilitadas 3.454.501 tarjetas de créditos y débitos, además de 1.463 ATM.

Es así que se dinamizan las gestiones y se logra un efectivo trabajo de inclusión, con bienestar para la población activa. Los trabajos se deben fortalecer, pero existen importantes pasos.