Respaldo para proyectar soluciones ajustadas a la coyuntura

0
254
Las propuestas de la entidad salen del análisis constante de las necesidades societarias.

Mantener la salud financiera es la meta crucial establecida por la entidad. Ese es el punto de partida para garantizar la sostenibilidad y generar acciones que beneficien a la masa societaria.

A finales del mes pasado, COOPEDUC Ltda. presentó la memoria y el balance de la gestión institucional del 2020, año que concluyó la entidad con un crecimiento financiero del 3,5%, específicamente en lo referente a activos. En el documento también se registra un incremento de las carteras de ahorro (2,5%) y de crédito (8%).

Para el licenciado Adolfo Balbuena, gerente general de la institución, la salud financiera es el indicador estratégico que marca el camino de las metas establecidas. “La cooperativa debe estar sana financieramente, con rentabilidad razonable para garantizar la sostenibilidad”.

En ese contexto, de grandes metas y objetivos, la entidad apunta sus esfuerzos para brindar a sus asociados determinadas líneas de créditos blandos. “Credifiel” es una de las propuestas que permanece vigente, destinada a los socios con historial de pago excelente. Con este producto, pueden acceder a préstamos con tasas del 10% y financiación de 18 meses.

Con respecto a los créditos para vivienda, Balbuena recordó el convenio que tiene la cooperativa con una inmobiliaria de Villarrica. Mediante esta alianza, la entidad financia la compra de terrenos y la construcción de la obra en un barrio cerrado de la ciudad. “Son 400 lotes en este proyecto. Creemos que, entre este y el próximo año, estarán completamente colocados”.

La fortaleza financiera también permite a la institución llevar adelante acciones de apoyo social para afrontar la pandemia del covid-19 y entregar subsidios a los asociados. “Cerca de 30.000 subsidios por año solemos entregar.