Cooperativas se adaptan a las normas impositivas

0
89
Entidades se encargan del cobro del porcentaje que es destinado a la SET.

Desde la modernización del sistema tributario se presentaron una serie de cambios. Los socios de cooperativas se vieron involucrados en el cumplimiento del IRP.

El desafío de las entidades solidarias estuvo en la adecuación de sus sistemas contables e informáticos. A partir de ese momento empezaron a formularse nuevas planillas en la distribución de excedentes.

Es importante mencionar que esta situación no afectó directamente a las organizaciones solidarias. Sin embargo, desde la Confederación Paraguaya de Cooperativas (Conpacoop), lograron que la aplicación de este impuesto solo grave la porción de los excedentes de los socios en concepto de compensación de aportes.

Asimismo, se consiguió que la retención y pago quede a cargo de las administraciones de las cooperativas. Es así que las cooperativas se convirtieron en encargadas de los pagos únicos y definitivos ante la SET.

De esta forma, el contribuyente prácticamente no siente ningún efecto del IRP en términos operativos y de cumplimiento tributario, excepto por la reducción de la porción recibida de sus excedentes que son gravados y absorbidos por el impuesto.

El Lic. Ariel Torres, asesor de Cooperativas, explica que, como puede notarse, los cambios fueron positivos, tanto para disminuir la presión fiscal al modificarse la base imponible, cambiando los excedentes percibidos por los socios, por los excedentes en concepto de compensación de aportes.

“A mi parecer el tema IRP debe ser analizado y modificado. Sin embargo, en lo que compete al tratamiento y efecto sobre los excedentes de cooperativas, considero que se ha dado un paso muy importante con las modificaciones logradas que resultaron a favor de los socios y en consecuencia a favor del movimiento cooperativo nacional”, explicó.

Por último, Torres reiteró la necesidad de entender que el IRP no es un impuesto aplicado a las cooperativas. Es aplicado a los socios de las cooperativas y la retención, además del pago a la SET queda a cargo de las administraciones de las cooperativas.

Orden tributario y menos costo para los socios

Para los socios, el IRP tiene un efecto en la reducción de la parte que hasta el cierre del año 2018 percibía directamente. Esto a raíz de que la cooperativa directamente pasó a retener el 8% sobre los excedentes vinculados a la compensación de aportes.

Las cooperativas actúan de intermediarias, realizan el descuento del excedente de los socios, presentan la correspondiente liquidación y cumplen con el pago ante la SET. Lo que antes de este impuesto se transfería en su totalidad al socio, actualmente una parte se retiene y paga al fisco y la otra parte se entrega en socio en las distintas modalidades y opciones previstas por cada organización solidaria.

Es importante destacar que el socio de una cooperativa debe saber que si bien en la ley existe definido un nivel de ingreso mínimo anual que le obliga a ser contribuyente de este impuesto.

“Lo que está gravado en este caso es la distribución de excedentes en concepto de compensación de aportes, por ello, independientemente a que genere o no el ingreso previsto en el rango incidido por el IRP, las cooperativas deben realizar la retención y pago correspondiente”, explicó Torres.

De esta forma se ha evitado que todos los socios de las cooperativas deban inscribirse como contribuyentes del IRP solo por el hecho de percibir excedentes que en la mayoría de los casos no representan sumas importantes.

Así se logró un punto importante a favor del socio.

Aplicación y gestión

El Impuesto a la Renta Personal tiene un carácter anual. En este sentido, para su cálculo, se deben considerar los ingresos y gastos realizados a partir del 1 de enero hasta el 31 de diciembre de cada año.

Los contribuyentes de este impuesto son personas físicas, naturales, todos aquellos que realicen actividades gravadas por el IRP dentro del territorio paraguayo y obtengan ingresos gravados que superen los G. 169.000.000 en el año 2010. También es aplicado a las sociedades simples: esta figura corresponde a la asociación de personas que se unen para cumplir una prestación de servicios en conjunto, como los estudios contables o jurídicos. Ellas deben inscribirse y tributar el IRP, más allá del monto.

Pasos favorables en la gestión contable

Desde su aplicación como sobrellevan su ejecución las cooperativas: las administraciones de las cooperativas realizan acciones de carácter administrativo. En el primer año se ha generado cierta incertidumbre e inseguridad en el proceso nuevo de liquidación y pago de impuesto.

Esta es una reacción natural, sin embargo, se ha visto un cumplimiento gradual y sostenido de esta obligación tributaria. Otro aspecto importante logrado en positivo para el socio de las cooperativas es que si bien los excedentes están gravados por este impuesto, la liquidación y pago correspondiente han dejado de ser un motivo de preocupación.

Esto se debe a que como producto de las negociaciones con el fisco en su oportunidad, se ha logrado que sean las administraciones de las cooperativas las responsables de retener y pagar este impuesto en carácter de pago “único y definitivo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí