Crecimiento agroindustrial es una necesidad para el sector

0
90
En la última década creció la industrialización de granos en el país.

Uno de los principales desafíos del segmento productivo paraguayo es incrementar los índices de industrialización de granos y agregar valor a las exportaciones que realiza.

Pese a que en los últimos años la industrialización de granos, principalmente de soja, tuvo un considerable crecimiento, todavía hace falta dar un salto en este sentido y llegar a niveles cercanos del 70%.

Así señaló Michael Cristam, asistente técnico agrícola de la Cooperativa Naranjito. De acuerdo a lo mencionado por el técnico, en la actualidad se industrializa cerca del 30% de la producción sojera del país, de los 10 millones de toneladas, que es un promedio cercano en las cosechas de las últimas campañas.

Con la industrialización se agrega valor a la producción primaria, y se genera un efecto multiplicador en distintos segmentos de la sociedad, señaló. “Cerrando ese círculo tenemos generación de empleos y optimización de los re – cursos de la producción primaria”, expresó. Convertir los granos en proteína animal es una de las alternativas que tiene el país, mencionó.

Como ejemplo, señaló que el precio cercano de una tonelada de soja es de USD 400, mientras que la misma cantidad de carne vacuna tiene un costo de USD 2.500 en el mercado internacional.

Ese es el proceso al que se debe apuntar des – de el sector productivo. “Nuestra cooperativa, viene estudiando modalidades para establecer inversiones”, sostuvo.

Descenso en primer semestre

De acuerdo a un reporte de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro), el procesamiento de granos oleaginosos tuvo una caída del 16% en el primer semestre del año, con 1.404.221 toneladas industrializadas.

Problemas logísticos, la falta de una política industrial y los constantes cambios en las reglas serían las principales causas de la caída.