Hábitos saludables ayudan en la reducción de enfermedades

0
76
Promed Medicina Prepaga cuenta con una amplia guía médica en medicina preventiva.

La Medicina de Estilo de Vida (MEV) se basa en evidencias que buscan prevenir y tratar enfermedades, al reemplazar conductas no saludables por conductas positivas para la salud.

Una nutrición balanceada, actividad física constante, control del estrés, evitar el alcohol, el cigarrillo y dormir bien son algunos de los hábitos recomendados por los profesionales de blanco para aumentar la calidad de vida de las personas.

Llevar un correcto estilo de vida posee gran incidencia sobre las enfermedades crónicas. A modo de citar, se encuentran las enfermedades cardiacas con un porcentaje que alcanza el 82%, obesidad 99% o diabetes con un 91%. La medicina de estilo de vida se centra en algunos de los siguientes ítems para mejorar la salud.

Nutrición: se debe elegir alimentos integrales a base de plantas que tengan alto contenido de fibra, como verduras, frutas, porotos, lentejas, granos integrales, nueces y semillas.

Ejercicio: la actividad física regular, como caminar o practicar algún deporte de alto o bajo impacto forman parte esencial para una salud óptima.

Fumar: los peligros del consumo de tabaco incluyen un aumento en el riesgo de muchos tipos de cánceres, enfermedades cardíacas y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El asesoramiento para dejar de fumar ayudará a dejar el hábito con éxito. Sueño: la mala calidad de sueño puede llevar a una disminución en la capacidad de recuperación.

La medicina de estilo de vida identifica comportamientos alimenticios, ambientales y de afrontamiento para mejorar la salud del sueño.